Sentido reconocimiento brindó el Club Atlético Progreso, al ex presidente Tabaré Vázquez poniéndole su nombre a la Sala Teatro de la institución. Al mismo tiempo la Junta Departamental de Montevideo, descubrió una placa en la fachada de la institución de La Teja.
El emotivo homenaje llevado a cabo el pasado 30 de noviembre, contó la presencia de uno de los hijos del ex mandatario, Ignacio Vázquez, una de sus nietas, la intendenta de Montevideo Carolina Cosse, el alcalde del Municipio A Jorge Meroni, la presidenta de la Junta Departamental Sandra Nedov, el diputado Gabriel Otero, el presidente del Club, Fernando Canobbio, directivos y allegados a “Los Gauchos del Pantanoso”.
Mediante un video se rindió homenaje a la figura de Tabaré Vázquez, como vecino, médico, político, al hincha y dirigente de Progreso y al gran ser humano.
El silencio en la sala dolía, la congoja invadió a los asistentes y se vio a muchos de ellos con lágrimas en los ojos.
Sentada junto Ignacio Vázquez, se vio a la intendenta Cósse muy conmovida durante todo el homenaje y en más de una oportunidad las lágrimas corrieron por sus mejillas. La emoción también le impidió que pudiera dirigirse a los presentes, y sólo pudo decir: “Disculpen, no, no puedo”. Sandra Nedov y Fabián Canobbio, durante una breve alocución destacaron el invalorable aporte realizado para con esa institución deportiva, el barrio y todos los uruguayos.
Tabaré Vázquez, fue presidente del Club Atlético Progreso a finales de la década de 1980 y en 1990. Con él aún en la presidencia, el equipo de la Divisional A se consagró Campeón Uruguayo
y clasificó por primera y única vez a la Copa
Libertadores. Pero Vázquez, marcó su impronta
inolvidable para los “Gauchos del Pantanoso”, no
sólo en lo deportivo, sino por su constante contribución
social con la institución y todos los vecinos
del barrio La Teja, por lo que es recordado y admirado
por toda esa populosa barriada.